Aunque la renovación de esta gama se encuentre ya en el mercado, y se trate, sin duda, de una opción bastante interesante para aquel que necesite un terminal de gama media (pues son dispositivos muy equilibrados en cuanto a especificaciones), os traemos el análisis de la versión del pasado año que, aún, siguen a la venta, y dependiendo de nuestra posibilidad económica y de no tener que depender de acudir al mercado chino, esta es la gama J Samsung 2016.

J3

J3

Características

PantallaSuper AMOLED 5 pulgadas 1.280 x 720 (293 ppp)
ProcesadorSpreadtrum SC7731 cuatro núcleos a 1,5 GHz
Cámara Trasera8 megapíxeles
Cámara Frontal5 megapíxeles
Almacenamiento8 GB
 ampliable mediante tarjetas microSD
RAM1,5 GB
Versión AndroidAndroid 5.1.1
GPUMali-400 MP
Batería2.600mAh
ConectividadLTE Cat. 4, Bluetooth 4.1, Wi‑Fi 802.11b/g/n
Dimensiones físicas142,3 x 71 x 7,9 mm (138 gramos)

Diseño

Lo primero que me vino a la cabeza cuando agarré el terminal por primera vez fue “Esto ya lo he visto antes”. Sí, Samsung ha empleado su característica línea de diseño, que tan buen resultado le ha dado desde el Galaxy S y el Galaxy Ace. Se trata de un dispositivo sobrio, sin mucho alardes en lo que a diseño se refiere.

La construcción del mismo es bastante robusta, estando esta realizada en plástico, sin ningún tipo de material premium, algo entendible en esta gama de precio. Aún así, y sabiendo que es un terminal de gama baja del año pasado, comparas el J3 (2016) con el Flagship de la marca y casi parece que hubiesen pasado 12 años entre uno y otro. En definitiva se trata de un terminal funcional, que no necesita demasiados alardes en diseño para llegar a su público, pero que visto el precio que tiene, se nos antoja algo anticuado en términos de materiales de construcción y diseño.

Pantalla

Agridulce es sin duda la palabra que define este apartado. Contamos con un buen panel SuperAmoled, marca de la casa de la compañía coreana, algo que sorprende encontrar en esta gama de precio. Este panel de 5″ con resolución HD destaca sobretodo por la interpretación que hace de los colores, que no llega a saturarlos como acostumbramos en este tipo de pantallas, algo que también se puede configurar por software si así lo deseamos.

Sin embargo, contamos con dos puntos que ensombrecen nuestra experiencia con este terminal, sobretodo cuando lo empleamos a plena luz del día. El primero de ellos es sin duda la enorme cantidad de reflejos que el terminal presenta, ya no sólo a plena luz del sol, sino hasta en interiores, lo que ensombrece totalmente la experiencia de uso que podamos tener de este terminal. Por otra parte, es realmente chocante la ausencia de brillo automático en un terminal que salió al mercado en pleno 2016, independientemente de la gama de precio de la que estemos hablando (algo que parece un mal endémico de la gama J de 2016, como veremos a posteriori).

Cámara

J3 2016

Fotos Samsung Galaxy J3 2016

Rendimiento

Justito, sin alardes, ese podría ser el resumen de este apartado. La escasa potencia aportada por el procesador Spreadtrum SC7731 de cuatro núcleos a 1,5 GHz con la GPU Mali-400 MP y acompañados por 1,5 GB de memoria RAM nos ofrecen una experiencia bastante limitada. Este no es un móvil para jugar,partamos de esa base, pero sí es cierto que se esperaba un poco más de él por el precio que cuesta, pero este terminal no está precisamente pensado para ofrecer un desempeño sin parangón. Servirá para un uso muy básico, mensajería y redes sociales principalmente., Cuando le hemos querido exigir, usando Google Chrome, Earth o Asphalt 8, hemos visto como el rendimiento caía en picado por momentos. La escasa memoria interna con la que disponemos  (4,3GB) tampoco ayuda a mejorar este aspecto, dado que casi siempre la vamos a tener llena, lo que lastra también la experiencia de uso.

Por tanto, no se trata de un móvil para todo el mundo, aunque sí puede cumplir las necesidades de un usuario básico (no debemos olvidar que este terminal es carne de operadora), que no pedirá mucho al terminal. A pesar de ser la gama más baja de la familia J, Sí es verdad que Samsung podría haber mimado un poco más este dispositivo en aspectos como la memoria interna o la elección dle procesador (dentro de la misma gama, la familia MTK 673X de Mediatek como la 4XX de Qualcomm ofrecen un rendimiento superior con una gestión energética mucho más acorde a los tiempos que corren)

Batería

j3 2016

La autonomía que presenta el terminal es sin duda más que suficiente para todos aquellos usuarios que no le exijan titánicas tareas a su smartphone. En la gran mayoría de los usos nos valdrá para llegar al final del día (o incluso dia y medio/dos días) con una buena cantidad de horas de pantalla, algo que nos ha sorprendido teniendo en cuenta lo normalita que se nos antojaban numéricamente los 2600mAH. Eso sí, en el momento en que se le achuche con tareas exigentes, vemos como el rendimiento de la misma disminuye de forma drástica, aunque hay que tener en cuenta que no estamos ante un dispositivo pensado para jugar, algo que se evidencia en la potencia también.

Sistema operativo

Convenient Smart ManagerProbablemente estamos ante el punto más negro de este terminal. Contamos con la capa de personalización que ha ido empleando Samsung a lo largo de los últimos años. Se trata de TouchWiz, una de las personalizaciones que más admiradores y detractores genera. Aunque dista mucho de ser algo similar a lo que ofrecen otras compañías como OnePlus, sí es cierto que cada vez se aligera más, contando realmente con una serie de añadidos que aportan cierto valor, como puedan ser el SmartMonitor o los modos de ahorro de energía. Podemos comprobar como la capa ya apenas afecta al rendimiento, como en el pasado (cuando se ganaba el cariñoso apelativo de “lagwiz”), aún cuando estamos delante de un terminal claramente de gama baja, como es el caso.

Sin embargo, los problemas vienen cuando empezamos a hablar del peso de esta capa a nivel de almacenamiento. De los 8GB con los que teóricamente cuenta el dispositivo, vemos como contamos únicamente con 4,3GB para el usuario, lo que se antoja tremendamente corto, incluso contando con ranura para tarjeta MicroSD.

Pero por desgracia, el punto más negro con diferencia de este apartado es sin duda la versión de Android que presenta. A pesar de tratarse de un terminal de 2016, nos parece inadmisible que cuente con la versión 5.1.1 del sistema operativo de Google. Máxime cuando no hay vistas a una posible actualización, más allá de los parches de seguridad. Sin duda, es un punto que debería empezar a cuidar más la compañía, también en sus gamas más bajas.

A favor y en contra

A favor

– Batería de larga duración

– Diseño robusto

– Pantalla Amoled

En contra

– Sólo 8GB de almacenamiento interno.

– Versión de Android obsoleta y sin vistas a una futura actualización

– Precio, algo elevado para lo que ofrece el terminal

– Cámara en situaciones de baja luminosidad

Precio y conclusión

En la página web de Samsung, el precio base del dispositivo se sitúa en 160€, aunque puede encontrarse en otras tiendas a un precio más asequible. Se trata de un terminal adecuado a aquellos que “quieran un un Samsung”, porque sí, hay gente que no entiende Android más allá de Samsung. Se trata de un terminal que nos puede dar un rendimiento correcto, sin muchos alardes. Sin embargo, el hecho de contar con una serie de puntos negativos como el almacenamiento, el precio o la vetusta versión de Android podría hacernos replantear la compra de este terminal.

J5

J5

Características

PantallaSuper AMOLED de 5,2 pulgadas, Resolución HD 1.280 x 720 píxeles (282 ppp)
ProcesadorQualcomm Snapdragon 410 quad-core a 1.2 Ghz
Cámara Trasera13 MP, lente f/1.9, AF, flash LED, vídeos FullHD
Cámara Frontal5 MP, lente f/1.9
Almacenamiento16 GB + MicroSD hasta 256 GB
RAM2 GB
Versión Android Android 6.0.1 Marshmallow + Touchwiz UI
GPUGPU Adreno 306
Batería3.100 mAh
Conectividad4G LTE, Dual SIM, WiFi 802.11 b/g/n, Bluetooth 4.1, GPS/Glonass, radio FM, NFC, minijack, MicroUSB
Dimensiones físicas145.8 x 72.3 x 8.1 mm y 159 gr

Diseño

El dispositivo sienta bastante bien a la mano a pesar de estar realizado en plástico, se siente robusto, bien construido. El marco de metal le da un toque premium, aunque sí es cierto que bastante alejado de las soluciones presentadas por la competencia en esta misma gama de precio. El hecho de contar con una tapa trasera que pueda ser retirada puede ser un plus para algunos, aunque en cierto modo nos recuerda a otras épocas anteriores.

En mano, el dispositivo se siente bien, gracias a su construcción tal como hemos dicho antes y a que es un dispositivo moderado tanto en tamaño como en peso (para tratarse de un terminal de 5,2″), con unos 159g que se traducen en un terminal equilibrado en estos aspectos. Sí es cierto que queda hoy por hoy alejado de otros terminales tanto en materiales como en diseño, pero no podemos olvidar que la gama J es la de las más económicas del fabricante coreano. Funcional, así es como podríamos resumir el diseño y las sensaciones en una palabra.

Por lo demás, nada que se escape mucho de las líneas de diseño tradicionales de Samsung, botón central que hace las veces de Home (qué NO alberga un lector de huellas), jack de 3.5mm en la parte inferior del terminal, altavoz trasero situado a la altura de la cámara y el flash frontal, conector MicroUSB inferior… Casi casi parece que estoy escribiendo acerca del diseño de mi vetusto Galaxy S original. Si bien ha funcionado bien durante todo este tiempo, sí es verdad que se le pide a la multinacional que innove, no de la espectacular forma que ha hecho con su tope de gama, pero sí que evolucione un poco (algo que parece que ha ocurrido con la gama J de 2017)

Pantalla

Una pantalla correcta, cumple sin excesivos alardes. A pesar de esto, nos ha gustado bastante, teniendo en cuenta la gama en la que nos movemos. La resolución, si bien pueda antojarse algo escasa sobre el papel, cumple bastante bien. El hecho diferencial de la misma es sin duda en esta gama contar con una pantalla SuperAmoled, marca de la casa cuando hablamos de Samsung. La interpretación de los colores de la mismas tiende a ser más saturada que en su hermano menor, pero nada que ensombrezca el resultado.

Como en el caso anterior, se pueden configurar algunos parámetros por software para adaptar la experiencia al usuario, aunque recomendamos dejarlo en el modo equilibrado. En definitiva, estamos ante una experiencia buena, sin excesivos alardres, pero más que suficiente para la gama en la que nos manejamos. Como en el caso del J3, destaca la ausencia del brillo automático, algo que no es comprensible en un terminal de este precio. Samsung intenta compensarlo con un modo “exterior” que sube el brillo, pero no deja de ser una solución un tanto chapucera.

Cámara

J5 2016

Estamos hablando de uno de los puntos más equilibrados del terminal, sobretodo si tenemos en cuenta la gama de precio del dispositivo. Es una cámara muy correcta, con resolución de 13 megapíxeles y con una lente bastante luminosa con apertura f/1.9. Por parte de la trasera, se trata de un sensor de 5 megapíxeles de resolución. Un punto destacable es que ambas cámaras cuentan con un más que competente flash LED.

Review Galaxy J5 2016

Como puede observarse tras ver la galería que precede a estas líneas, la cámara trasera presenta unos buenos resultados cuando hablamos de buenas condiciones lumínicas, con un buen nivel de detalle. Sin embargo, cuando esto no es así, vemos como empiezan a aflorar las carencias. Tenemos una cámara con un rango dinámico muy limitado, que queda reflejado en la ausencia del modo HDR en la aplicación de cámara que tiene el dispositivo de fábrica.

En condiciones de baja luminosidad, es toda una odisea realizar una buena fotografía, teniendo que jugar mucho con la aplicación y tener un buen pulso. Las tomas resultantes tienden mucho a la acuarela. Por parte del vídeo, encontramos que la ausencia de un estabilizador limita bastante el resultado.

Por parte de la cámara frontal, encontramos un buen resultado dentro de los estándares del selfie. El hecho de contar con un flash frontal ayuda bastante en lo que a situaciones complejas en lo que a iluminación se refiere. No se trata de una cámara de gama alta, pero ofrece un resultado más que digno, un mejor resultado dentro de la gama que otros terminales de la competencia.

Rendimiento

Aquí encontramos más sombras que luces. En primer lugar, contamos con un procesador bastante vetusto, el archiconocido Snapdragon 410. Este procesador, si bien ha dado un buen resultado durante los últimos años, empieza a desfallecer con el paso de los años,dado que las aplicaciones empiezan a exigir más y más potencia. Este Soc de cuatro núcleos a 1,2GHz promete un rendimiento aceptable en tareas ligeras, que no requieran de mucha potencia de cálculo.

Sin embargo, cuando se le exige un poco mediante el uso de juegos o aplicaciones más pesadas vemos como el J5 rasca bastante. No es que el framerate sea totalmente inusable, pero si demuestra que el 410 ha vivido tiempos mejores. Se nos antoja bastante corto para esta gama de precio, en la que mínimo esperamos un procesador de la gama 600 del fabricante norteamericano. Por otra parte, los 2 Gb de memoria RAM con los que cuenta esta propuesta de Samsung nos proporcionan una correcta experienciaen lo que a multitarea se refiere.  Es por tanto una buena alternativa para aquellos que quieran usar su dispositivo para aplicaciones de mensjería, redes sociales o juegos y aplicaciones ligeras.

Batería

Es sin duda uno de los puntos destacables de este terminal. El hecho de contar con un procesador de gama baja como es el Snapdragon 410 sumando a una pantalla con resolución HD y una adecuada gestión energética hará que llegar al final del día no sea ninguna odisea, y si no se hace un uso tremendamente intensivo del mismo, poder alcanzar el día y medio/dos días de uso. Además de esto, el terminal cuenta con una serie de modos de ultraahorro de energía (similar a los modos STAMINA de Sony) que nos pueden llegar a sacar de más de un apuro, eso sí, limitando el rendimiento y funcionalidades del terminal.

Estamos sin duda ante un terminal que ofrecerá una buena experiencia en este apartado para casi cualquier tipo de usuario, mediado sin duda por el rendimiento del procesador, así como la resolución de la pantalla. Por tanto, podemos considerarlo claramente como un punto positivo del J5 2016.

Sistema operativo

Everything in its right placeAl igual que de cualquier otro dispositivo Samsung ante el que nos encontremos, la capa que adereza este terminal es la ya conocida TouchWiz, que lleva con nosotros desde el Galaxy S. A diferencia de otras versiones anteriores de la misma, vemos como la compañía ha ido recortando progresivamente el bloatware de la misma. Como de costumbre, este centra en aplicaciones del fabricante como KNOX, Smartmonitor o S Health entre otros, así como aplicaciones de Microsoft o el lector de noticias Flipboard (incorporado en el launcher, accesible con solo deslizar hacia la derecha). En su gran mayoría se trata de aplicaciones que aportan valor al terminal, aunque por contra tienen un punto negativo, el hecho de no poder desinstalarse. Es cierto que no resulta tan grave como en el J3, dado que aquí tenemos 16GB de almacenamiento, pero nos habría gustado que al menos nos diese la oportunidad de elegir que hacer con las aplicaciones preinstaladas.

La capa por su parte, es mucho más ligera que antaño y eficiente, en gran parte por la versión de Android escogida para esta ocasión, 6.0 Marshmallow. Y esto se nota, sobretodo en el trabajo del terminal en reposo, que vemos como Doze hace un buen trabajo, reflejado en la excelsa autonomía del dispositivo (aunque no tanto como en su hermano mayor).

A favor y en contra

A favor

-Batería de larga duración.

-Cámara de fotos frontal.

-Pantalla muy equilibrada.

En contra

-Resolución de la pantalla y falta de brillo automático.

-Rendimiento escaso para esta gama de precio.

-Procesador desfasado.

-No contamos con lector de huellas, carga rápida, ni led de notificaciones, algo básico en esta gama de precio.

Precio y conclusión

Estamos ante un terminal equilibrado en la gran mayoría de sus aspectos, destacando sobretodo el panel SuperAmoled y la cámara trasera. Sin embargo, aspectos como el vetusto procesador que da vida al conjunto o el precio recomendado (220€ en la web de Samsung, pudiendo encontrarse en otros comercios a un precio bastante inferior) hacen que nos sea difícil recomendarlo más allá del típico móvil que se adquiere con facilidades económicas con las operadoras.

J7

J7

Características

PantallaSuper AMOLED de 5,5 pulgadas, Resolución HD 1.280 x 720 píxeles (267 ppp)
ProcesadorQualcomm Snapdragon 617 quad-core a 1.6 Ghz
Cámara Trasera13 MP, lente f/1.9, AF, flash LED, vídeos FullHD
Cámara Frontal5 MP, lente f/1.9
Almacenamiento16 GB + MicroSD hasta 256 GB
RAM2 GB
Versión AndroidAndroid 6.0.1
GPUGPU Adreno 405
Batería3.300 mAh
Conectividad4G LTE, Dual SIM, WiFi 802.11 b/g/n, Bluetooth 4.1, GPS/Glonass, radio FM, NFC, minijack, MicroUSB
Dimensiones físicas151.7 x 76 x 7.8mm (170gr)

Diseño

Nos encontramos frente a un terminal elegante, con bordes metálicos, aunque como podremos apreciar, la carcasa trasera es de plástico y extraíble, por lo que la podremos retirar si necesitamos retirar o cambiar la batería. A pesar de sus dimensiones, el dispositivo no resulta ni demasiado grande ni demasiado pesado, al contrario, es bastante ergonómico en la mano.

En la parte frontal encontramos la serigrafía de la marca, el altavoz, y la cámara, que viene acompañada por un flash led que agradeceremos a la hora de hacer selfies en condiciones de baja luminosidad. También tenemos la típica botonera clásica de Samsung, con un botón home físico que no hace de lector de huellas como otros terminales de la marca.

Como ya es habitual en Samsung, el botón de encendido y apagado está situado en el borde derecho, y los de volumen en el borde izquierdo. En el borde inferior del dispositivo se sitúan el jack para los auriculares y el conector micro usb.

En la parte trasera, destaca la cámara principal, que sobresale ligeramente del cuerpo. A su lado, se encuentran el flash led y el altavoz principal. Esta tapa, como ya hemos comentado, es extraíble, y está fabricada en plástico. Además, tiene un tacto agradable que lo hace cómodo a la mano.

Pantalla

Este Galaxy J7 cuenta con una pantalla de 5,5 pulgadas, y su punto negativo es la resolución, pues se queda en HD, aunque ésta es SuperAmoled. El contraste de la pantalla es notable, aspecto que agradeceremos al consumir contenido multimedia.

Cabe destacar que el brillo mínimo es muy bajo, y el máximo muy alto, pero lamentablemente, no cuenta con un sensor de luz ambiental, por lo que no podremos poner en modo automático el brillo de nuestra pantalla. Por otro lado, podemos ajustar la reproducción de colores de entre las opciones que se incluyen en el menú de ajustes del teléfono, dependiendo de nuestro gusto.

Cámara

J7 2016

Este Samsung Galaxy J7 2016, incorpora una cámara trasera de 13 mpx con apertura F1.9. y una cámara de 5 mpx delantera, que cuenta con flash LED, que nos será de gran ayuda a la hora de realizar selfies en condiciones de baja luminosidad. Es cierto que no se trata de una cámara de gama alta, pero sin embargo, podemos decir que cumple con solvencia. Por lo general, ofrece buenos resultados en exteriores, pero pierde nitidez en los detalles en situaciones con poca luz o nocturnas.

En cuanto a la grabación, este terminal es capaz de grabar vídeo en resolución  FullHD, aunque deberemos de estar atentos si no queremos perder el enfoque, sin duda, su punto más irrelevante.

Fotos Samsung Galaxy J7 2016

Rendimiento

Nos encontramos ante una combinación de procesador y memoria RAM que nos ha sido más que suficiente para llevar a cabo las diferentes tareas del día a día. Y es que contamos con 2 GB de memoria RAM y un procesador de gama media, el Qualcomm Snapdragon 617, un octa core a 1.6 Ghz.

En general la experiencia ha resultado ser bastante satisfactoria, no hemos tenido ningún tipo de problemas al ejecutar apps pesadas ni al gestionar multitarea, además, todo ello, con una buena fluidez. No presentó ningún síntoma de sobrecalentamiento, y además, como podréis apreciar en el apartado de la batería, se trata de un procesador muy eficiente energéticamente.

En cuanto a los test de rendimiento antutu, se encuentra en la línea de la gama media, sin destacar por encima de sus rivales directos. Aunque como ya bien sabemos, esto son tan solo números, siendo lo más importante, el rendimiento que nos da el terminal en el día a día. A la hora de ejecutar juegos se comporta razonablemente bien, sin problemas de lag, sobrecalentamiento, ni de drenaje de la batería.

En general, el rendimiento en este terminal, ha sido bastante satisfactorio en todas las líneas, siendo uno de los puntos más destacables de este dispositivo, debido a su buen equilibrio.

Batería

j7 2016 Samsung apuesta muy fuerte, incluyendo una batería de 3300 mAh extraible. Nos brindará más de 1 día y medio de autonomía con un uso normal, aspecto con el que supera a sus competidores.

Echamos en falta la carga rápida, pues contamos con un método de carga tradicional a través de la ranura micro usb.

Sistema operativo

Everything in its right placeEste terminal viene de la mano de Android Marshmallow, con la capa de Samsung Touchwiz, la cual se encuentra muy bien implementada y optimizada, pues, aunque no tengamos la experiencia de Android stock, si que apreciamos un rendimiento notorio y fluido, alejando aquella fama de “lagwiz” que siempre ha perseguido a dicha capa.

Encontramos unas pocas aplicaciones preinstaladas de fábrica, como son las aplicaciones de Microsoft o Flipboard. Por otro lado, podremos personalizar nuestro dispositivo a través de la tienda de temas de Samsung, en la que podremos encontrar una serie de temas gratuitos.

A favor y en contra

A favor

-Batería de larga duración

-Cámara de fotos frontal

-Rendimiento muy equilibrado

En contra

-Resolución de la pantalla

-No contamos con lector de huellas, carga rápida, ni led de notificaciones

Precio y conclusión

Este Samsung Galaxy J7 2016 se postula como una opción interesante en el sector de la gama media, para aquel que busque un terminal con una pantalla grande, con un rendimiento bueno, libre de lags y ralentizaciones, y que, además, cuente con una excelente batería que te llegue al final del día sin problemas, pudiendo alcanzar dos días de uso normal.

Además, su diseño típico de Samsung, lo hace atractivo. Podremos encontrar este dispositivo por unos 269€ en la página oficial de la marca, o en estos tiempos, por debajo de los 200 € en tiendas como MediaMarkt o incluso financiados con operadoras.

Amante de la tecnología, sobretodo del mundillo Android. Estudiante de Ingeniería de la Edificación en la UGR, me informo e investigo en mis ratos libres sobre este tema.