Note 8

Tras la decepción del antecesor de la gama Note de Samsung debido a sus problemas de batería, la compañía surcoreana quiere romper con la mala fama que persiguió al anterior Note 7. Y es que, una vez que retiraron este terminal, tenemos que echar la vista atrás hacía el Note 4 como el último Samsung Galaxy Note vendido en Europa.

Tras un mes de uso de este Samsung Galaxy Note 8, podemos asegurar sin miedo a equivocarnos, que se trata del mejor smartphone en todos los sentidos dentro de la gama Android. La empresa asiática, se ha basado en su tope de gama (el Galaxy S8) para la invención de este, empezando por su diseño como ya veremos más adelante en el presente análisis, siendo la cámara doble y el S-Pen las diferencias destacadas con el otro buque insignia.

A continuación, a modo de resumen, podéis consultar las especificaciones del Samsung Galaxy Note 8:

Características técnicas Note 8

PantallaSuper AMOLED (Infinity Display) de 6,3 pulgadas, resolución QHD+ (522 píxeles por pulgada) con HDR. Ratio del 83%
ProcesadorSamsung Exynos 8895
Cámara Traseracámara doble con un sensor de 12 megapíxeles con tecnología Dual Pixel y apertura f/1.7, y otro sensor de 12 megapíxeles con apertura f/2.4. Doble estabilizador óptico de imagen, y zoom óptico 2X y digital 10X
Cámara Frontalsensor de 8 megapíxeles con apertura f/1.7
Almacenamiento64 GB internos ampliables mediante tarjetas microSD de hasta 256 GB
RAM6 GB
Versión AndroidAndroid Nougat 7.1.1 con Samsung TouchWiz y Knox 2.9
GPUARM Mali-G71 MP20
Batería3300 mAh con carga rápida e inalámbrica
ConectividadDual SIM (según versión), Wi-Fi MIMO, Bluetooth 5.0, NFC, USB tipo C, jack de 3,5 mm, GPS
Dimensiones físicas162,5 x 74,8 x 8,6 mm, 195 gramos

 

Primeras impresiones

Note 8

Como podemos apreciar en la imagen, esto es lo que nos encontramos al abrir la caja:

  • Samsung Galaxy Note 8
  • Cargador de pared de carga rápida
  • Guía de inicio rápido, en el que se adjuntan la garantía y funciones del Samsung Pay. En esta misma carpeta, encontramos el “pincho” para poder extraer las bandejas donde introducir nuestra tarjeta microSD y nuestra nano SIM en la parte superior del terminal.
  • Cable USB con salida tipo C, para cargar nuestro smartphone con el adaptador de corriente o al ordenador
  • Auriculares de la marca AKG
  • Adaptador USB tipo C a micro USB, muy útil con el fin de poder utilizar otros accesorios con entrada micro USB.
  • Adaptador tipo C a USB para poder conectar unidades USB tales como pen drives, el conocido como “USB OTG”.
  • Puntas para el S-Pen

Un diseño muy elegante

Note 8

Podemos apreciar como guarda una estrecha relación en aspecto con el otro tope de gama de Samsung, el Galaxy S8. Mismo formato, misma ubicación para cámara y lector de huellas, que para unos puede parecer un acierto, mientras que para otros puede parecer todo lo contrario. Y es que, el inconveniente de la posición del lector de huellas, es que se tiende fácilmente a colocar dicho dedo accidentalmente en la cámara, lo que acaba provocando que podamos perder calidad en nuestras fotografías si no tenemos cuidado de limpiarla a la hora de realizar una fotografía.

Por otro lado, se hace incómoda esta posición, pudiendo ser más accesible si este sensor se encontrara más hacia abajo de la parte trasera, y no a la altura de la cámara, como encontramos en otros terminales como el Google Pixel 2. Aunque la importancia que Samsung le da a su desbloqueo por iris, nos hace pensar que el lector de huellas en sus dispositivos, acabará desapareciendo. Un desbloqueo que funciona bien, en exteriores y en buenas condiciones lumínicas, pero no tan bien en condiciones de poca luz como cuando nos podemos encontrar en la noche a oscuras. Sin duda, una característica que Samsung debe mejorar.

Este terminal, continua con esta nueva tendencia, la de la relación de 18:9 y los “todo pantalla”. Estamos ante un dispositivo unibody fabricado en su totalidad en cristal, con un marco de metal en el borde que une ambos cristales, frontal y posterior, como ya veíamos en el S8 y S8 plus, y unas curvas en los laterales menos pronunciadas, facilitando por tanto el uso del S-Pen que como veremos más adelante, viene con algunas características muy interesantes.

Si lo comparamos con los S8, este Note 8 tiene unas dimensiones mayores que, al utilizar mismos materiales, su peso también se incrementa algo con respecto a los otros: 195 gramos del Note, frente a los 173 gramos del Galaxy S8 Plus y los 155 del Galaxy S8. Dicho peso, como su grosor de 8,6mm, nos parecen adecuados teniendo en cuenta las dimensiones del producto debido a su considerable tamaño de pantalla (6,3 pulgadas).

Note 8

He de decir que los primeros días, se me hizo complicado adaptarme a este formato de pantalla y a este tamaño del terminal, y eso que poseo un terminal de 5,5 pulgadas. Pero con el paso de las horas y a los pocos días, el teléfono se me fue haciendo cómodo a la mano, aunque si que es cierto que se hace imposible llegar a todo el contenido de la pantalla con una sola mano, siendo necesaria la otra para poder movernos por todo el espacio de la misma.

El terminal es muy bonito, y muy premium, pero el problema de contar con cristal por todo el dispositivo es que, como ya es sabido, es un imán para las huellas, y en ocasiones se hace un poco escurridizo. Este Galaxy Note 8 tiene certificación IP68, por lo que es resistente al agua, y toda la superficie de cristal está protegida por la tecnología Corning Gorilla Glass 5, características que nos puede salvar en algún percance puntual que podamos sufrir.

En la parte frontal encontramos la gran pantalla de 6,3 pulgadas, y en el estrecho marco superior de esta se encuentran los sensores, cámara frontal y el altavoz.

En cambio, en el marco inferior no encontramos nada, pues los botones de navegación los tenemos en pantalla y no de forma física como ya pudimos ver en los Galaxy S8.

En la parte trasera, además de la serigrafía de la marca, encontramos en una misma línea la cámara dual, el doble flash LED y el lector de huellas.

Por otro lado, podremos insertar una tarjeta microSD y una nano SIM en la parte superior del smartphone, un botón dedicado para Bixby y los botones de volumen en el borde izquierdo, y el botón de encendido y apagado en el lado derecho, como es costumbre en Samsung.

En cambio, en en inferior encontramos el jack para los auriculares, el puerto de carga tipo C, el altavoz y el S-Pen.

Note 8

El Samsung Galaxy Note 8 está disponible en cuatro colores: Midnight Black, Orchid Gray, Maple Gold y Deep Sea Blue, siendo la versión en color negro la unidad utilizada en este análisis.

Pantalla infinita en su máximo esplendor

Note 8

Aún teniendo en cuenta la enorme pantalla que este Galaxy Note 8 posee, podemos ver que tiene un tamaño muy contenido. Y es que,a pesar de tener una diagonal de 6,3 pulgadas, el cuerpo del dispositivo equivale al de uno de unas 5,7 pulgadas aproximadamente, sin duda un muy buen trabajo por parte de Samsung en este aspecto.

Además, la considerable reducción de marcos tanto en el marco inferior como en el marco exterior, nos arroja algo más de un 83% de pantalla con respecto del frontal.

La pantalla, a primera vista, es algo más cuadrada que la de la gama S, con un cuerpo que, aunque debido al formato 18,5:9 sea algo más estrecho, lo cual nos ayuda a coger el móvil con una sol mano, nos será necesario la otra para poder movernos por la totalidad de la pantalla.

Este Note 8 cuenta como ya venimos diciendo, con una pantalla de 6,3 pulgadas en resolución 2960×1440 píxeles (522 ppp), con un panel SUPER AMOLED increíble, con una excelente calidad  tanto en resolución como en la interpretación de colores. En exteriores se comporta de forma fantástica, en mí caso utilizándolo con el brillo en modo automático, no tuve ningún tipo de problema. Puedo decir, sin miedo a equivocarme, que se trata de la mejor pantalla que he visto en un smartphone, y me atrevería a decir que todo aquel que la pruebe, pensaría de la misma forma.

Note 8

Desde los ajustes del móvil, podremos cambiar la resolución de nuestro terminal como ya pasaba en otros modelos de la marca, a nuestro gusto. Esta elección se tomará más en función de la duración que queramos tener de batería, apartado en el que nos meteremos más adelante.

Una función muy interesante que Samsung ha implementado en sus dispositivos desde que decidiera prescindir de su botón físico home, es la de poder esconder la barra de navegación en cualquier aplicación del terminal, con el fin de poder aprovechar la totalidad de la pantalla con tan solo hacer una doble pulsación en la curva edge de la izquierda, y de igual manera, volver a contar con ella haciendo un doble toque en el mismo lugar.

Algo que ya es costumbre en la empresa surcoreana, es el modo Always on display, una interesante función que nos permite visualizar la hora, así como las diferentes notificaciones que nos vayan llegando con tan solo mirar la pantalla, sin necesidad de desbloquear el móvil, y por tanto, pudiendo prescindir del led de notificaciones. Aclarar que este modo a penas consume energía, gracias a su pantalla SUPER AMOLED, y la excelente optimización de esta característica.

Cámara sobresaliente

Note 8

Para la empresa asiática, la implantación de esta doble cámara, supone la primera vez que la marca incorpora un doble sensor en sus terminales, sin duda podemos decir que una de sus principales novedades con respecto a la gama S está en el aspecto fotográfico.

Contamos con 12 megapíxels en ambas, la de la derecha con un focal f 2.4 y la de la  izquierda más luminosa. Como bien sabemos, cuando un terminal posee dos cámaras, una captura más detalle de la fotografía, mientras que la otra complementa a la principal. En este caso, la secundaria, cuenta con un zoom optico x2, que nos permite hacer fotografías más cerca sin perder calidad de resolución como si pasa cuando hacemos zoom de la forma tradicional.

El angular también es muy bueno, y cuenta con auto enfoque, estabilizador óptico en ambas, una grabación muy buena hasta resolución 4k, de la que hablaremos más adelante, que cuenta con una duración de clip de hasta solo 10 min en esta resolución.

Pasamos al apartado fotográfico, y es que es de lo mejor que podemos encontrar en un terminal a día de hoy.

El modo retrato es una maravilla, en la que podemos seleccionar aquello que queramos desenfocar y por contra, lo que queremos que el sensor enfoque. Además, una vez tomada la fotografía, nos dejará nivelar el desenfoque, permitiéndonos ajustarlo a nuestro gusto.

En general, la calidad de las fotos es muy buena, increíble. El modo HDR funciona muy bien, se activa de forma automática. Las capturas las toma de una forma muy rápida, y además, tiene una muy buena estabilización, tanto en el modo de fotos como en el de vídeo.

Tanto en condiciones de buena luminosidad como en condiciones nocturnas, obtenemos unos resultados magníficos, con una reproducción e interpretación de colores espléndida. En condiciones nocturnas, también conseguimos una muy buena calidad, con tonos muy buenos, que como podemos apreciar, a penas podemos encontrar ruido en las capturas.

 

La interfaz de la cámara es muy simple y fácil de usar, diferenciando en la parte inferior entre modo fotografía y modo vídeo. La cámara viene por defecto en modo automático, la cual interpreta muy bien las condiciones, aportándonos unos resultados magníficos. Y para los más perfeccionistas, cuenta con un modo pro donde podemos ajustar varios parámetros de fotografía más avanzados, con los que conseguir capturas a nuestro gusto.

Aquí os dejo una comparativa de una fotografía tomada desde un Samsung Galaxy Note 8 y una tomada desde un Galaxy Grand Prime:

Note 8
Samsung Galaxy Note 8

 

 

 

 

 

Samsung Galaxy Grand Prime

En estas dos fotografías, podemos apreciar la labor del desenfoque que es capaz de realizar este terminal gracias a su cámara dual, en la que podremos ajustar de forma gradual la intensidad del desenfoque a nuestro gusto.

Note 8
Modo automático
Enfoque dinámico

Note 8

Este es un ejemplo de las capturas que realiza este gran terminal. Aquí os dejo el enlace a la galería de flickr, donde podréis apreciar la gran calidad de esta cámara, en diferentes condiciones lumínicas: modo noche, de día, en interiores.

En el apartado del vídeo, tenemos una calidad excelente. Encontramos funcionalidades como el Slow Motion, que graba en cámara lenta a 240fps y en resolución 720p. También contamos con Hyperlapse, se trata de un time-lapse en el que podemos elegir diferentes temporizaciones de disparo, en el que obtenemos unos resultados magníficos.

La ventaja de contar con una cámara dual, es que esta, nos va a permitir cambiar de una a otra incluso durante la realización de un vídeo, siendo la única excepción en el modo de grabación 1080 a 60 fps, ya que, en cambio, la grabación en su mayor resolución que es la 4k, si nos permite variar entre ambas lentes. Su enfoque es muy rápido y su estabilizador muy bueno.

Aquí os dejamos un pequeño vídeo en el que podéis apreciar la calidad de vídeo que es capaz de captar:

Rendimiento excelente

Note 8

Como ya os hemos indicado en la tabla de especificaciones, este Galaxy Note 8 integra un procesador Exynos 8995, el cual nos da un rendimiento excelente.

El rendimiento tanto en aplicaciones como en juegos, es muy bueno. No he notado ningún tirón ni lag, más que alguno al entrar en el modo Bixby, que suponemos que corregirán con alguna actualización.

En mi opinión, contar con 6 GB de memoria RAM en este dispositivo, adquiere más sentido teniendo en cuenta que debido a la gran pantalla que tiene, podemos aprovecharla mejor con la función de multiventana, opción que utiliza más memoria RAM al tener que ejecutar aplicaciones al mismo tiempo

Una batería que cumple

Tratándose del smartphone más top de Samsung, esperaba una batería de mayor tamaño de la que incluye. Y es que su capacidad es de 3300 mAh, aunque es cierto que en el uso normal del dispositivo, no experimenté malos resultados.

Contamos con carga inalámbrica y con una carga rápida que como siempre, agradecemos. En una hora, tendremos el móvil cargado en un 75%, mientras que serán necesaria 1 hora y 45 minutos en cargarse por completo.

La captura de pantalla muestra una duración de pantalla de unas 6 horas largas, casi 7. Esto como siempre, depende mucho del uso que cada uno le pueda dar a su teléfono, pero la duración de la misma variará entre las 5 horas y las 6 horas, pudiendo llegar hasta las 7. Por lo tanto, se antoja suficiente para llegar al final del día, al menos en mí caso, no tuve ningún problema.

Además, como ya vimos en el apartado de la pantalla, el hecho de poder seleccionar el tipo de resolución de pantalla que deseemos, nos permitirá alargar la duración de la batería un poco más, no notándose en exceso pero si nos puede sacar de un apuro en algún momento.

Capa de personalización a la espera de Oreo

Como ya es costumbre en los teléfonos de Samsung, contamos en su capa de personalización con aplicaciones que nos pueden ser de especial utilidad. Algunas de ellas son: game launcher, carpeta segura,…

La función de game launcher la he probado ya en algunos terminales de la firma surcoreana, y me parece una característica muy interesante, que nos permite jugar sin interrupciones algunas, y ajustar el juego a la totalidad de la pantalla.

Touchwiz, o como lo llaman ahora Samsung Experience en su versión 8.5, se siente muy ligero, muy fluido, gracias también a la incorporación del SOC más potente de Exynos hasta la fecha. Ya nada tiene que ver con aquella famosa fama que perseguía a los Samsung, y su capa lagwiz, que afectaba negativamente a la experiencia de uso. Tenemos una capa de personalización muy bien optimizada, que funciona en perfecta armonía con el terminal en su conjunto.

Note 8

Contamos con la versión de Android 7.1 Nougat. Tratándose del buque insignia de Samsung, es de esperar que contemos con la versión de Oreo pronto.

El SPen marca la diferencia con el resto

Note 8

Si algo diferencia al Galaxy Note del resto de teléfonos móviles, es que cuenta con un lápiz con el que interactuar con la pantalla. Esta es, sin duda, además de que cuenta con una doble cámara, la principal diferencia con respecto al Galaxy S8.

El SPen lo podemos utilizar para manejar el teléfono en su totalidad, pero su principal función es la de utilizar las características especiales con las que cuenta, que nos mejorará la experiencia de uso del terminal.

Algunas de estas características son: tomar notas, dibujos, escribir sobre capturas de pantalla, traducir textos que nos aparezcan en pantalla de una forma muy rápida y útil,… o incluso crear gifs a partir de dibujos o textos escritos de forma animada, una función muy divertida.

La respuesta de su lápiz es fantástica. Está perfectamente optimizado, y antes incluso de tocar con la punta la pantalla, esta ya lo reconoce.

Bixby aún verde

Note 8

 

El asistente de Samsung, conocido por el nombre de Bixby, es la mayor apuesta de la firma. Se trata de un asistente tipo Siri, o Google Assistant, aunque la parte negativa de este asistente es que por el momento, no cuenta con el español. Tan solo podemos probarlo en inglés o coreano.

Esperamos la inclusión del idioma español en la primera mitad del año próspero.

A favor y en contra de este Galaxy Note 8

A favor

-Un diseño muy elegante, y muy bonito, digno de su gama
-Un SPen muy útil que funciona de maravilla, que nos dará unas funciones especiales que no vemos en ningún terminal del mercado.
-Tamaño muy contenido a pesar de su gran pantalla, aunque son necesarias las dos manos para movernos por toda la superficie de la misma.
-Muy buen sonido
-Cámara delantera y trasera muy buenas, con un enfoque fantástico, de las mejores del mercado actual.
-Pantalla increíble, sobresaliente. Muy buena reproducción de colores y resolución.

En contra

-El altavoz se obtura fácilmente al cogerlo en horizontal, sobretodo cuando jugamos a algún videojuego.
-La parte trasera es un imán de huellas
-El lector de huellas se encuentra en una mala posición, pues accidentalmente puedes tocar la cámara y posteriormente si no la limpias, obtener peores resultados al hacer una fotografía.
-Bixby no está disponible en español, aunque también es cierto que está previsto que se incorpore en breve.

-El tamaño de la batería podía ser mayor, aunque por lo general, se nos antoja suficiente para llegar al final del día con algo de batería.

Precio y conclusión

Estamos ante uno de los mejores del smartphones del mercado, el mejor en mí opinión. Sin duda, la opción más recomendable a mí parecer, un terminal bonito, muy potente, que destaca en el apartado fotográfico posicionándose entre las mejores cámaras integradas en un teléfono móvil. Además, con el SPen, contamos con una serie de funciones que no vemos en ningún terminal, factor diferencial que nos puede hacer decidirnos por este u otro dispositivo.

El punto más negativo a la hora de hacernos con él, es su elevado precio. Y es que, cuesta unos 1000€, cantidad muy numerosa y no apta para todos los bolsillos, pero aprovechando que nos encontramos en pleno Black Friday, seguro que nos podemos hacer con él por un precio inferior al indicado.

Si tienes Telegram y no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, únete a nuestro canal: Telegram ElCamioneroGeek.es

Amante de la tecnología, sobretodo del mundillo Android. Estudiante de Ingeniería de la Edificación en la UGR, me informo e investigo en mis ratos libres sobre este tema.