Review Samsung Gear Sport

El Samsung Gear Sport es un wearable sumamente elegante dedicado por y para el deporte. Este reloj llega en el mejor momento: la campaña prenavideña, cuando las cenas, comidas, aperitivos y fiestas se acumulan. Tras ello, toca volver a ponerse en forma.

Samsung define la esencia de este nuevo dispositivo así: Motívate para moverte más, comer mejor y vivir una vida más saludable. Y lo consigue a la perfección, no viene mal que te reten, aunque sea a que superes los 6.000 pasos al día.

Te contamos hace unos días las primeras impresiones que nos había causado este nuevo smartwatch de los coreanos. Sin duda, este es un gran cambio respecto a la generación del Gear S2.

Especificaciones del Gear Sport

Samsung Gear Sport
Diseño42,9 x 44,6 x 11,6 mm, 50 gramos (sin pulsera). Colores: azul y negro. Resistencia al agua hasta 50 metros
PantallaSuper AMOLED 1,2" circular, resolución 360 x 360 (302 ppp), Gorilla Glass 3
SoftwareTizen 3
ProcesadorDual Core 1 GHz
MemoriaRAM 768 MB y almacenamiento de 4 GB
ConectividadBluetooth 4.2, Wi-Fi b/g/n, NFC, GPS / GLONASS / Beidou
SensoresAcelerómetro, giroscopio, barómetro, HRM, luz ambiente.
Batería300 mAh con carga inalámbrica
CompatibilidadSamsung Galaxy: con Android 4.3 o superior. Otros: con Android con 4.4 o superior. iPhone: a partir del 5 con iOS 9 o superior
Precio299 euros en color azul o 319 euros en color negro

Diseño deportivo, pero sumamente elegante

Si  nos fijamos en su nombre, esta clara la finalidad de este reloj. No solo se inspira en el deporte, ya que su diseño emana un enfoque de fitness con una correa de silicona más cómoda para el sudor y una construcción más pequeña y ligera en comparación con el Samsung Gear S3 que es más elegante. Como contrapartida al tamaño, perdemos la conectividad LTE y el altavoz.

La característica que siempre llama la atención es el bisel giratorio con el cual nos podremos desplazar por la interface. La diferencia más notable es su diseño más cuadrado que los demás modelos, pero he de decir que no molesta en ninguna ocasión.

Samung Gear Sport

Si hablamos de colores, tenemos la variedad de acabados azules o negros. El primero -nuestra unidad-, es definitivamente el más llamativo y atrevido. Es un acabado en dos tonos, un tono más oscuro el cuerpo metálico que contrasta con un azul brillante y vibrante para la correa de silicona. Sinceramente, este color me encanta, cambia ligeramente según incida la luz en el cuerpo del reloj. Sin embargo, si buscas ser más discreto para escenarios más formales, el negro será la opción más segura.

Disponemos de dos tamaños de correas, grande y pequeña, las cuales se incluyen en la caja. Gracias a un fácil sistema de anclaje, cambiarlas es “coser y cantar”, las correas oficiales estándar son de 20mm en la talla S y 38mm en la talla L.

Gear Sport diseño

Como decía líneas más arriba, el dispositivo a pesar de ser una sola pieza parece que este formado por una base cuadrada sutil, redondeada, con la pantalla completamente circular en la parte superior y el bisel giratorio que lo rodea. El bisel tiene bordes redondeados, pero se asemeja a un engranaje que facilita el giro, mi experiencia ha sido mejor que con la del S2.

Este bisel es la característica que en mi opinión, junto al sistema operativo me tiene enamorado. Da un toque personal al reloj a la vez de una forma de interacción más intuitiva y cómoda que he probado en cualquier smartwatch.

Pantalla AMOLED vibrante

La pantalla de 1.2 pulgadas con tecnología AMOLED junto a una resolución de 360×360 píxeles y 302ppp, es la mejor que podemos encontrar en cualquier wearable -sí, la del S3 también lo es-. Los colores son vibrantes, los negros son puros y el brillo es estelar, incluso a menos de la mitad.

Gear Sport pantalla

Contar con una pantalla de este calibre en un smartwatch es crucial para la visualización en exteriores, y el Gear Sport no tiene problemas. Con luz solar directa puedes ver todo a la perfección hasta con el brillo al 4 (disponemos hasta el nivel 10), en esta ocasión me quito el sombrero ante Samsung. Esto se consigue gracias al sensor de luz que incorpora el dispositivo bajo la pantalla -el S2 ya lo llevaba- sustancialmente mejorado. A quién no le ha pasado que de repente mira el smartphone y el brillo de la pantalla nos destella…

Realiza a la perfección la medición de luz, cuando hay escasa, la pantalla se atenúa para no ser molesta cuando descansamos. Además incorpora la opción de visualización siempre visible, con todos los colores, permite dejar la pantalla encendida en todo momento, algo así como el Always On en los smartphones de Samsung.

Para la resistencia a arañazos contamos con Corning Gorilla Glass 3, que será más que suficiente para evitar que la pantalla sufra desperfectos.

Resistencia al agua hasta 50 metros

Si eres un nadador y necesitas trackear tus actividades en la piscina de tu casa, este es tu reloj. Una de las grandes ventajas del Gear Sport es la resistencia al agua hasta 50 metros.

La mayoría de los relojes cuentan con IP67, lo que significa que resisten el sudor, la lluvia, etc, el Gear S3 cuenta con IP68 sumergible hasta 1.5 metros durante 30 minutos . Sin embargo, la resistencia al agua a 5ATM es un gran problema para ellos, ya que no podemos nadar con extrema seguridad, con tu Gear Sport no tendrás que preocuparte. Entre las funciones de fitness de Samsung incluyen modos de natación.

Gear Sport S Health

Como era de esperar, la sensibilidad del táctil sufre cuando la pantalla está húmeda, pero puede tolerar dedos sudorosos en la mayoría de los casos. Mi querido bisel junto a los dos botones ayudan en estos casos, además Samsung ha pensado en un modo de bloqueo de agua para desactivar por completo la entrada de la pantalla táctil durante los ejercicios de natación.

Tizen, el futuro de los relojes

Tizen brilla de nuevo como el mejor sistema operativo. Está claro que Android Wear no pasa por un gran momento, pero Samsung ha demostrado ser la alternativa perfecta, -siempre lo he pensado-. El Gear Sport sale de fábrica con Tizen 3.0, que tiene una interfaz renovada en comparación con la del Gear S3. Esta misma semana se ha actualizado con algunas correcciones a la versión 3.0.0.1. Tizen es compatible con Android JellyBean y los iPhone con iOS 9 y superior.

Los coreanos han realizado un gran trabajo con un sistema inteligente y cómodo. Utilizando tanto el bisel o la pantalla táctil podemos desplazarnos hacia la izquierda y ver las notificaciones o hacia la derecha y ver todos los widgets personalizables. Simplemente debemos seleccionar el widget manteniendo pulsado y soltarlo en el lugar deseado.

Encontramos una gran variedad de estos para elegir, como el reproductor de música, recuento de pasos, ritmo cardíaco, clima, calendario, alarmas y mucho más. Los widgets son muy útiles ya que proporcionan accesos rápidos, sin tener que abrir las aplicaciones. Gracias al bisel es muy sencillo desplazarse para consultar el clima, las notificaciones e incluso responderlas usando respuestas rápidas, escribiendo por gestos o usando el teclado, sin olvidarnos de poder utilizar el comando de voz, que sufre en lugares con algo de ruido.

Gear Sport pantalla

Si en algo está por detrás respecto al sistema de Google son las aplicaciones relacionadas con la automatización del hogar o incluso las aplicaciones de navegación. Por contra, algo positivo a destacar es la alianza que tiene con Spotify, el servicio de música streaming más utilizado en todo el mundo. Con Tizen podremos disfrutar de nuestras canciones sin necesidad de estar conectados gracias al almacenamiento de 4GB. Simplemente empareja el Gear Sport con auriculares Bluetooth, y si tienes Spotify disfruta de tus sesiones de entrenamiento sin el smartphone.

Otra de las características propias de Samsung y que no podía faltar es el sistema de pagos Samsung Pay. Es verdad que todavía hace falta mejorar la compatibilidad con diversos bancos según el país, pero en cuanto se solucione, será una alternativa a Android Pay de Google o Apple Pay solo compatible con dispositivos de Apple.

Las aplicaciones de tracking del Gear Sport

Samsung pone a disposición de los usuarios diversas aplicaciones para los dispositivos que se encuentran en el mercado, como Samsung Gear o Samsung S Health. Al tratarse de un dispositivo dedicado al deporte, incorpora GPS y GLONASS para una ubicación precisa al momento de contabilizar la actividad física como andar, correr o una ruta ciclista.

Samsung Gear

Como es habitual, incluye un monitor de frecuencia cardíaca, un barómetro y un acelerómetro para el conteo progresivo y el seguimiento del sueño. Además de la ya mencionada resistencia al agua 5ATM, tienes todo lo que necesitas para trackear la mayoría de tus entrenamientos.

Una de las funciones más interesantes y que viene de forma predeterminada, es el rastreo de la actividad física automáticamente, por lo que cuando el Gear Sport detecta que hemos estado caminando durante un tiempo, esto se grabará y almacenará como ejercicio. Pero, por supuesto, se puede empezar un entrenamiento de forma manual al elegir un ejercicio preestablecido: correr, ciclismo, natación, abdominales, saltos, etc.

Gear Sport logro

Al terminar la actividad, si ha sido un reconocimiento automático también detectará cuando dejamos de hacerlo y nos mostrará un resumen. Hay algunos deportes que no los detecta correctamente, como el fútbol ya que no viene preestablecido. Esto causa que en ejercicios que no están preestablecidos nos arroje poca información ya que los detecta como “Otro ejercicio”.

Ubicado en la parte posterior del cuerpo se encuentra el un monitor de frecuencia cardíaca, y supuestamente es más preciso que en los dispositivos anteriores de Samsung. Lo hemos probado y da resultados muy parecidos respecto al Gear S2. Desde S Health podremos comprobar de forma cómoda la gráfica y la media de nuestro ritmo cardíaco. Podemos configurar el mismo para un escaneo continuado cada pocos segundo, cada 10 minutos o solo cuando nosotros presionamos “medir”.

Toda su información de actividad, sueño y entrenamiento se conecta a la aplicación S Health de Samsung, por lo cual requiere de aplicaciones complementarias a menos que tengamos un dispositivo Samsung. Asimismo también podremos consultar estos dados directamente desde el reloj.

Una de las deficiencias que cabe destacar es que si bien el Bluetooth permite el emparejamiento con auriculares, no hay soporte para emparejar un monitor de frecuencia cardíaca, una limitación que no debería existir ya que es un reloj para el deporte.

Samsung S Health datos Gear Sport

Al completar un objetivo recibes notificaciones de “meta conseguida”, ya sea por pasos o subir escaleras. También encontramos la opción de recordatorios de movimiento, que si estamos sentados durante demasiado tiempo nos dirá unas breves instrucciones para hacer estiramientos mientras estás sentado.

En cuanto al registro de sueño, lo hace de manera precisa. No obstante si nos vamos a dormir y a media madruga nos despertamos a beber agua o por cualquier motivo, nos manda a la mañana siguiente dos notificaciones por separado de las horas de sueño en lugar de una sola agrupando los resultados. Un dato a recalcar es que a pesar de ser muy preciso, hubo un día descansando con mi pareja por la noche, el Gear Sport decía que a esa hora estaba durmiendo.

Batería con carga inalámbrica

El tema de la batería toma vital importancia cuando hablamos de estos dispositivos, ya que además de la hora, no podemos quedarnos sin carga mientras registramos nuestros entrenamientos. Cuenta con una batería de 300 mAh, algo menos que el Gear S3 y 50 mAh más que mi S2 Sport. Ese aumento de batería es notable, ya que alcanza un día más y con el GPS activo que el otro no cuenta con él, sino que lo coge directamente del smartphone.

Gear Sport dock

Con la frecuencia cardíaca de modo que solo mida cuando yo se lo indique junto a GPS, Bluetooth, detección automática del ejercicio mis resultados son al rededor de tres días y medio, sin lugar a dudas es una buena autonomía. Con el uso de la frecuencia cardíaca cada poco tiempo y la reproducción de Spotify notaremos una notable caída de la batería como es normal, en ese caso deberemos cargar cada noche o cada dos días para no tener problemas para llegar al final del día.

Un lastre para el dispositivo es la carga inalámbrica, pues esta tarda alrededor de más de dos horas para la carga completa del dispositivo. Por ello aconsejo cargar nuestro querido reloj mientras nos duchamos al final del día y después de cenar, cuando vayamos a dormir ya tendremos la carga al máximo para otros dos o tres días.

Samsung Gear Batería

Un punto positivo de la base de carga es que también funciona como un soporte de mesa, y se conecta a través de un cable micro-USB. Por lo cual podremos consultar la hora o ver las notificaciones si no queremos llevar el reloj para dormir, aunque es realmente cómodo.

Conclusiones del Gear Sport

Si buscas un reloj deportivo centrado en el deporte, el Samsung Gear Sport es tu elección. Como hemos visto tiene la contra que todo está centrado en S Health, sin embargo cabe la posibilidad de usar otras apps, pero están muy limitadas y escasean. El smartwatch cuenta con todas las características y especificaciones de un autentico dispositivo dedicado para el deporte. Además se puede combinar para el día a día o incluso para alguna ocasión formal ya que es muy elegante como decimos en el diseño.

El apartado físico respecto a los materiales ha habido una gran evolución respecto al Gear S2 Sport, se siente más solido y mucho mejor acabado con un cuerpo de acero inoxidable, sin metal cepillado. Además la inclusión del GPS era más que necesaria.

Tizen ha sufrido un rediseño de toda la interface que lo hace mucho más atractivo, pero el resto no ha evolucionado desde el Samsung Gear S2. Sigue la escasez de muchas aplicaciones que sí encontramos en Android Wear. Por otra parte, si solo deseamos monitorizar nuestra actividad, los coreanos disponen de pulseras de actividad más económicas como el Samsung Gear Fit2 Pro, aunque es un dispositivo diferente, y existen varios factores a favor del Gear Sport para que sea más atractivo en general.

Por último agradecer a Samsung por la cesión del dispositivo. Puedes comprar el dispositivo en su página web por 299 euros en color azul o 319 euros en color negro.

Si tienes Telegram y no te quieres perder ninguna de nuestras noticias y reviews, únete a nuestro canal: Telegram ElCamioneroGeek.es

Valoración
Diseño
90 %
Pantalla
100 %
Rendimiento
95 %
Software
80 %
Autonomía
85 %
Redactor en ElCamioneroGeek.es. Amante de la tecnología. Informado para ayudar a los demás.