Análisis del Acer Predator Z1

En muchos casos, a la hora de elegir una nueva estación de trabajo o zona gaming, le damos especial importancia al ordenador y a sus componentes y dejamos de lado los periféricos que los acompañan. No se tiene en cuenta la relevancia de la calidad de estos productos y, a fin de cuentas, son los mediadores entre nosotros y los componentes del ordenador, por lo que son una herramienta indispensable para poder utilizar y disfrutar de nuestros dispositivos. En este caso nos vamos a centrar en el monitor, un elemento que no puede faltar en nuestro escritorio, y que debemos de elegir muy bien para poder tener la mejor experiencia posible de mano de la tecnología. ¿Conseguirá el Acer Predator Z1 convencernos?

 

El Acer Predator Z1 es un gran monitor en todos los sentidos

Lo primero que hay que destacar de este monitor son sus dimensiones. Al tener un soporte robusto y al contar con una pantalla curva, el monitor, una vez instalado en la mesa, ocupa una gran cantidad de espacio, teniendo en cuenta que también tiene un panel de 30 pulgadas. Es por esto que, antes de adquirir este producto, hay que pensar muy bien dónde lo vamos a poner, si sus dimensiones se ajustan al espacio destinado para el Acer Predator Z1 y si va a ser cómodo su uso en ese espacio, sabiendo que hay que dejar una distancia entre el monitor y nuestros ojos.

Acer Predator Z1

Un diseño agresivo

El Acer Predator Z1, como su nombre indica, forma parte de la gama gaming en la que Acer está dando tanta guerra. Es de esperar que, por ello, cuente con un diseño agresivo que caracteriza a la mayoría de productos que tiene este tipo de público objetivo. El Acer Predator Z1 está acabado en los colores negro y rojo, igual que el portátil de la misma serie que analizamos hace un tiempo. A su vez, hay que destacar la curva que traza el panel, que le da una estética aún mas atrevida y sorprendente, y el gran pie o soporte, que además permite poner en diversas posiciones e inclinaciones la pantalla.

 

Resolución y tasa  de refresco

El Acer Predator Z1 es un monitor con relación de aspecto 21:9, por lo que es considerado panorámico. Su resolución es de 2560×1080, que se nos antoja algo reducida por el precio del producto. Aunque hasta que no nos acercamos bastante no se notan los píxeles, sí que a día de hoy podemos buscar otras alternativas en el mercado en la misma altura de precio con una resolución mayor y, en vista a los próximos años, el 4K es muy importante para poder decir que nuestro monitor va a ser duradero. Esto conlleva que el Acer Predator Z1 actualmente sea recomendable, pero puede ser que no sea la mejor opción para una persona que quiera comprar un monitor de este precio esperando que le dure muchos años sin notar que se está quedando antiguo.

Por otra parte, y esta vez con un resultado más satisfactorio, el Acer Predator Z1 se caracteriza por una tasa de refresco de hasta 200 Hz, cifra que nos deja con la boca abierta. Cuando hemos estado utilizando el monitor, la fluidez es seguro uno de los aspectos que más nos ha llamado la atención, teniendo en cuenta que también está incluido G-sync. Para realizar el análisis hemos tenido en todo momento el Acer Predator Z1 junto a un monitor estándar a 1080p y 60 Hz, para poder comparar fácilmente. La fluidez del primero era uno de los aspectos más diferenciadores, incluso más que la curva y el formato panorámico, ya que hablamos de una experiencia de uso totalmente diferente.

Acer Predator Z1

Diferentes herramientas de personalización

El Acer Predator Z1 es un monitor que llama a ser calibrado y configurado desde el primer momento. Si el primer contacto con la pantalla no es totalmente satisfactorio, no hay problema, ya que contamos con multitud de opciones para poder adaptar las características del panel a nuestro gusto. Contamos con varios perfiles en los que guardar diferentes configuraciones, en vista a poder acceder alternativamente a ellas dependiendo del uso que se le quiera dar al Acer Predator Z1, como visualización de películas o distintos tipos de juego.

Hay que destacar dos opciones, una buena y otra mala. La primera es la posibilidad de aplicar un filtro de luz azul, para mí indispensable, ya que nos ayuda a cuidar nuestros ojos y evitar que se nos canse la vista después de muchas horas de trabajo. En segundo lugar, la opción OD en el apartado de juegos no está pensada para altas tasas de refresco, ya que refleja un resultado en  la pantalla desastroso en cuanto uno se desplaza por los contenidos del ordenador.

Acer Predator Z1

Más características del Acer Predator Z1

Hay que destacar el muy elevado nivel de brillo que puede alcanzar el producto. Con tan solo poner la barra de ajuste a los niveles inferiores nos basta, aunque siempre está la opción de aumentar la cantidad de brillo que, insistimos, es notoriamente elevada.

Asimismo, el Acer Predator Z1 cuenta con la tecnología Tobii EyeTracking, que es de señalar sabiendo que no se encuentra en la mayoría de monitores. Por otra parte, el panel tipo AMVA demuestra unos pobres ángulos de visión, algo lejos de unos resultados más positivos propios de los IPS. En cambio, hay que destacar la curva del Acer Predator Z1, que no resulta molesta y le da un aspecto más llamativo y una experiencia más inversiva. En último lugar, tenemos que señalar que el monitor incorpora altavoces, que cumplen pero no ofrecen un rendimiento espectacular.

Rendimiento en juegos y en edición

Aunque el Acer Predator Z1 ofrece buenos resultados en el uso de la interfaz de Windows y de programas cotidianos, sí que saca pecho cuando empezamos a usarlo en juegos y en edición de vídeo. El rendimiento en videojuegos es muy bueno, ya que en ellos se premia mucho la tasa de refresco, que dota a la experiencia jugable una fluidez extrema, añadiendo también la incorporación de G-sync, que reduce al mínimo screen-tearing. Sí que pueden resultar algo molestos los marcos que se crean en los dos extremos de los juegos, ya que la relación de aspecto no está adaptada para este tipo de contenido.

En el ámbito de la edición de vídeo, el Acer Predator Z1 nos deja con la boca abierta. Es un placer poder disponer de toda la pantalla para editar cómodamente, disponer de los archivos y seguir teniendo espacio suficiente para Adobe Premiere. Además, el Acer Predator Z1, combinado con otros monitores, destaca para facilitarnos el uso simultáneo de las diferentes herramientas necesarias en la edición.

Acer Predator Z1

 

Ficha técnica

Número de pantallas 1
Tamaño de pantalla 74,9 cm (29,5″)
Modo de pantalla UW-UXGA
Tiempo de respuesta 4 ms
Relación de aspecto 21:9
Ángulo de visión horizontal 178º
Ángulo de visión vertical 178º
Tecnología de iluminación de fondo LED
Tecnología de pantalla Vertical Alignment (VA)
Características Seguimiento ocular (Eye Tracking)
Ángulo de inclinación -5ºa25º
Ángulo de giro 25º
Altura máxima ajustable 120 mm
Resolución máxima 2560×1080
Índice de refresco estándar 144 Hz
Overclock velocidad de actualización 200 Hz
Colores admitidos 16,7 millones de colores
Relación de contraste 3000:1
Brillo 300 cd/m2
Tecnología anti-fragmentación NVIDIA G-SYNC
Tecnología de rastreo ocular
Altavoces
HDMI
USB
DisplayPort
Clase de eficiencia energética A+
Consumo de energía anual 54 kWh
Voltaje de entrada 120V AC / 230V AC
Consumo de energía en funcionamiento (EEL) 37W
Consumo energético en funcionamiento (Energy Star) 38W
Consumo de energía en espera 420 mW
Modo consumo de energía OFF 390 mW
Compatible con montura VESA
Altura 346,3 mm
Anchura 713,3 mm
Profundidad 117,4 mm
Altura con soporte 506,10 mm
Anchura con soporte 713,30 mm
Profundidad con soporte 299,70 mm
Peso 6,67 kg
Peso con soporte 9,89 kg

 

Conclusiones

Ya para terminar, queremos hacer una valoración general del producto y orientar o no su compra. El Acer Predator Z1 es un monitor de rendimiento espectacular, especialmente en juegos y en edición. Si estás considerando su compra, tienes que tener en cuenta en primer lugar el espacio que dispones para él, ya que, como decíamos en el inicio del análisis, es un monitor de grandes dimensiones.

El aspecto más negativo es su escasa resolución, sobre todo teniendo en cuenta su elevado precio, 900€ en Amazon, y que el 4K cada vez está cobrando más importancia. Sin embargo, el formato panorámico y la tasa de refresco, 200 Hz, son dos motivos de mucho peso para adquirir este producto, ya que resaltan sobre todas las demás características. Si cuentas con una gráfica NVIDIA debes saber que el Acer Predator Z1 incorpora G-SYNC. Si dispones de una AMD, seguramente este no sea tu monitor.

No dudes en dejarnos en los comentarios cualquier duda relacionada con el Acer Predator Z1 y si piensas comprarlo o no. Recuerda que también nos puedes seguir en el canal de Telegram para no perderte ninguna novedad.

Apasionado del mundo de la música y del de la tecnología. No necesariamente por ese orden.